Cambios al manual de la Iglesia que afectan a los matrimonios del mismo sexo y sus hijos

Cambios al manual de la Iglesia que afectan a los matrimonios del mismo sexo y sus hijos

Noticia Destacada

En una entrevista en video el viernes en Salt Lake City, el Élder D. Todd Christofferson del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días reafirmó la posición de la Iglesia sobre el matrimonio y habló acerca de los cambios realizados al manual de la Iglesia en lo referente a las políticas relacionadas con las parejas del mismo sexo y sus hijos. La entrevista ayudará a los miembros de la Iglesia, a los medios de comunicación y al público a entender mejor el contexto y el propósito de estos cambios, los cuales han sido ampliamente discutidos en los medios de comunicación, en las redes sociales y en otros espacios.

Los cambios fueron realizados esta semana en el Manual de la Iglesia 1 (una guía de políticas e instrucción para los líderes locales de la Iglesia) y fueron aprobados por la Primera Presidencia y el Cuórum de los Doce Apóstoles. Las revisiones se describen en una carta que fue enviada a los líderes locales de la Iglesia en todo el mundo (vea el video y lea la transcripción de la entrevista a continuación).

Transcripción de la entrevista realizada al Élder D. Todd Christofferson:

Michael Otterson, Director General de Asuntos Públicos de la Iglesia: ¿Cómo describiría su rol como líder de la Iglesia?

Élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles: Bueno, las responsabilidades, por supuesto, incluyen asuntos administrativos, pero ante todo, está el ministerio. Y nosotros, mis compañeros y yo, viajamos por todo el mundo a diferentes lugares, en muchas circunstancias haciendo lo que el Señor ordenó a Pedro que hiciera, apacentar a sus ovejas. Estas preguntas que han surgido, entendemos lo difícil y lo delicado y los esfuerzos de corazón y son reales. Y esto es sobre la familia y del amor y especialmente del Salvador y cómo Él quiere que las personas sean ayudadas y apacentadas y edificadas y esa es la motivación en la que se basa nuestro esfuerzo.

Michael Otterson: El 5 de noviembre la Iglesia hizo algunos cambios en su manual en relación al matrimonio de personas del mismo sexo y sobre las normas relacionadas a los niños de parejas del mismo sexo. ¿Puede explicar por qué fue necesario?

Élder Christofferson: Consideramos que el matrimonio entre personas del mismo sexo algo particularmente grave y significativamente serio, que requiere una acción disciplinaria de la Iglesia. Esto quiere decir que se requiere una acción disciplinaria, no se dice cómo ocurrirá, pero dice que se requiere una acción disciplinaria en estos casos. Es una afirmación para aclarar cualquier duda que pueda existir. Reconocemos que el matrimonio entre personas del mismo sexo es ahora legal en los Estados Unidos y algunos otros países y que las personas tienen derecho si deciden hacerlo y entendemos eso, pero no es un derecho que existe en la Iglesia, esta es la aclaración.

Michael Otterson: En los últimos años ha habido una actitud de parte de la Iglesia para entender y aceptar a estas personas que sienten atracción por personas del mismo sexo, y esta norma parece bastante inesperada. ¿Qué es lo que motivó el cambio en el manual de instrucciones de la Iglesia?

Élder Christofferson: De cierta manera veo algunas preguntas que surgieron en diferentes partes del mundo y de los Estados Unidos. Con la decisión de la Corte Suprema fue necesario hacer una distinción entre lo que es legal y lo que es la ley de la Iglesia y la ley del Señor y cómo respondemos a ella. Entonces es una manera de ser claro, una manera de entender lo correcto y el error, es una manera firme que no da lugar para las preguntas o dudas.

Creemos que es posible y requiere la incumbencia sobre nosotros como discípulos del Señor Jesucristo de no rendirse en el amor, la comprensión, ayuda, el compañerismo y servicio, haciendo todo lo que podemos hacer para cualquier persona y de la misma manera mantener los estándares que él mantuvo, este fue el patrón del Salvador que siempre se mantuvo firme y fuese bueno o malo nunca cedió o aprobó el pecado, nunca redefinió y nunca cambio de opinión, fue lo que fue y es lo que es y es aquí donde estamos, pero su compasión sin duda fue inalterable y su deseo y voluntad y esfuerzos proactivos para enseñar, sanar y para edificar y llevar las personas al camino que conduce a la felicidad nunca han cesado y es ahí donde estamos, no vamos a parar con eso, no nos rendiremos en los esfuerzos en ayudar a nuestros semejantes a encontrar lo que trae felicidad, pero sabemos que en el pecado no lo encontrarán. Por eso, vamos a permanecer firmes en esto porque no queremos confundir a la gente, no hay bondad si confundimos a la gente y guiarlos a la confusión sobre lo que es verdad, lo que es correcto lo que es errado, lo que lleva a Cristo o los aleja de Cristo.

Michael Otterson: ¿Por qué los niños de parejas del mismo sexo entran en este tema?

Élder Christofferson: En cuanto a la respuesta de su pregunta, déjeme decir que yo no hablo solamente como Apóstol de la Iglesia, hablo como un esposo, como un padre, como un abuelo. Y como los demás en esos llamamientos más duraderos, tengo un sentido de compasión y simpatía y de sentimientos tiernos como ellos, entonces esta política se originó del deseo de proteger a los niños en su inocencia.

Cuando por ejemplo hay una bendición formal y se le da el nombre al niño en la Iglesia,esto se realiza cuando un niño tiene padres que son miembros de la Iglesia, ocurren muchas cosas, primero se le crea un registro temporal de membresía en la Iglesia, se les asigna maestros orientadores, existe la expectativa de que van a estar en la primaria y en otras organizaciones de la Iglesia y eso probablemente no sea algo apropiado en el entorno doméstico, en el ámbito familiar en el que ellos viven como niños en donde sus padres son una pareja del mismo sexo. No queremos que eso sea el conflicto de lo que pueda ocurrir, no queremos que el niño tenga que lidiar con los problemas que puedan haber donde sus familias se sienten de una manera y las expectativas de la Iglesia son muy diferentes si un niño llega a la mayoría de edad y si él o ella siente y desea hacer la ordenanza y puede tomar una decisión informada y consciente de ello y no pierdan nada al final si esa es la dirección que quieren seguir. Mientras tanto, estos niños no serán puestos en una posición donde no se enfrentarán a estos desafíos y conflictos que pueden perjudicar su desarrollo en sus tiernos años.

La situación con las familias polígamas, por ejemplo, y las parejas casadas del mismo sexo, realmente tienen un paralelo. Por generaciones tuvimos estas mismas normas relativas a los niños de familias polígamas, que no realizaríamos estas ordenanzas mientras están en estas circunstancias antes de alcanzar la mayoría de edad.Y es el mismo tipo de situación que estamos tratando aquí, así que es un tema en el que tenemos historia y hemos practicado por muchas generaciones.

Michael Otterson: También hay un requisito para la persona que ha alcanzado la mayoría de edad y quiere servir en una misión de la Iglesia, si vino de un matrimonio entre personas del mismo sexo, es un requisito que ellos que rechacen la idea del matrimonio entre personas del mismo sexo, no rechazar a sus familias, sino el matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Cuál es el pensamiento detrás de esto?

Élder Christofferson: Bueno de nuevo, esto es un paralelo con la poligamia. Cualquier persona que viene de un entorno polígamo y quiere servir en una misión, debe quedar claro que ellos entienden que esto es un error y que no se puede seguir, rechazan la práctica del matrimonio plural y seria el mismo caso aquí, ellos rechazan, o declaran que están de acuerdo, creo que es la mejor manera de decirlo, con las doctrinas y prácticas de la Iglesia con respecto al matrimonio entre personas del mismo sexo. Entonces, estarían haciendo como usted dijo: No rechazando sus familias, pero rechazando la práctica.

Michael Otterson: Élder Christofferson, se ha tenido mucha atención en el último año por lo que la iglesia es prominente en la difusión y el mensaje de ser justos para todos. La idea de justicia para todos, y esa frase ha sido usada mucho, ¿cómo entra la estrategia de justicia para todos, particularmente en relación a la atracción al mismo género, en esta conversación?

Élder Christofferson: Constantemente existen las dos caras de la moneda, por un lado, trabajamos con los demás, y seguiremos haciéndolo para proteger los derechos laborales, a la vivienda y ese tipo de cosas para todos y por otro lado tiene que ser respetado y reconocido los derechos de todas las comunidades religiosas para establecer los estilos de vida de acuerdo con ellos y enseñar y permanecer con sus propias doctrinas como el matrimonio en este caso. Por supuesto, la Iglesia no intenta controlar la mente y las personas tienen diferentes opiniones. Es sólo un problema sí hay personas que abogan en contra de las normas y la posición muy clara de la Iglesia como fue establecida anteriormente y nuevamente ahora.

Michael Otterson: Hay otras ordenanzas como la bendición de los enfermos, cuando un niño o un bebé está enfermo.  ¿Esta norma también incluye este tipo de bendición o es sólo con aquellas para llegar a ser miembros?

Élder Christofferson: Cuando estamos hablando sobre las bendiciones, bendiciones del sacerdocio, dadas a aquellos que están enfermos o quieren una bendición de consuelo o consejo, esto es para todos y esperamos que sea así para toda la vida, desde la infancia siempre y cuando sea el deseo de los padres, eso es algo que anhelamos proporcionar.

Michael Otterson: Así que si hay un abuelo por ejemplo, con el permiso de los padres, que desea bendecir al nieto, ¿es aceptable, en cuanto a la bendición de los enfermos?

Élder Christofferson: Ciertamente, ciertamente. Donde hay alguna necesidad de bendición, en busca de consejo, ayuda de cualquier otra manera que se puede ofrecer, queremos hacerlo.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.