Mormon Newsroom
Comunicado de Prensa

Ceremonia de apertura Semana de la Policía del Estado Libre Asociado de Puerto Rico

El acto ecuménico se celebró en el Centro Criollo de Ciencias y Tecnología del Caribe en la ciudad de Caguas.

El acto ecuménico que da inicio a la Semana de la Policía se llevó a cabo el domingo 15 de febrero en el Centro Criollo de Ciencias y Tecnología del Caribe en la ciudad de Caguas.  Representantes del gobierno y líderes eclesiásticos del país estuvieron presentes para compartir sus mensajes que fueron dirigidos al cuerpo de la Policía.  Por cuarta ocasión La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días participó junto a otras congregaciones religiosas invitadas.

El Superintendente de la Policía de Puerto Rico, Sr. José L. Caldero López, expresó a su equipo de trabajo las siguientes palabras:  “Me siento orgulloso de ustedes. Son nuestros héroes que a diario arriesgan su vida en la calle para proteger la vida y propiedad de sus hermanos puertorriqueños.”

Por su parte el Monseñor Baudillo Merino Merino, Director de la Capellanía Católica de la Policía manifestó:  “La policía tiene un sacerdocio de servicio.  Si Dios no construye la casa, en vano trabajamos.  Así que tenemos que remangarnos todos y trabajar cada uno en su oficio, confiando en Él porque Él confía en nosotros.  Estamos para servir al pueblo y no para servirnos de ellos.  Utilicemos los recursos propiamente y protejamos los derechos de todos.”

El Rabino Howard Kaplansky, representante de la Congregación Judía Reformista, compartió en su mensaje lo siguiente:  “El hombre y la mujer tienen la responsabilidad de proteger la creación divina.  Ustedes exponen su vida y su bienestar y muchas veces no lo apreciamos, pero hoy he venido a darles las gracias por su valentía de estar frente a nosotros en el peligro, detrás en nuestros momentos de flaqueza y al lado cuando necesitamos un amigo.”

El Reverendo David Torres Santiago, Director de la Capellanía Evangélica de la Policía, se dirigió a los presentes y en su mensaje enfatizó que,  “El policía puede hacer su trabajo sin dejar de vivir de acuerdo a unos principios que le permitan servir a Dios.  Ama al Señor con todo tu corazón y a tu prójimo como a ti mismo. Entendamos que todos tenemos derechos inalienables y protejámoslos.”

El Presidente Wilfred A. Rosa Quiles, de la Estaca de San Juan, destacó el recordar nuestro potencial divino y el ser hijos de Dios.  “Nuestro primer título, el que todos tenemos, es el de ser hijos de Dios. Recordemos que debido a esto tenemos un potencial divino y podemos hacer cosas maravillosas. Necesitamos desarrollar nuestras habilidades y no olvidar nuestro potencial.  No dejemos de hacer las cosas sencillas que nos acercan a Dios.  Cada pequeño paso que demos en esta dirección, cuenta.  No salgan de sus hogares ni permitan que sus familias salgan de los mismos sin tener una protección espiritual.  No importa cuál sea tu reto, el Señor puede ayudarte, pero recuerda que cada momento cuenta.  Las cosas pequeñas cuentan.  Demos ejemplo de integridad, se la debemos a Dios primero que es quien nos observa a cada momento. Tengamos un propósito diario y que sea nuestra meta acercarnos más a Dios.  Comprende que Dios puede hacer por tu vida mucho más de lo que tú puedes querer hacer.  Vamos a encontrar gozo si nos esforzamos por servirle.  Recuerda que las cosas que a ti te importan, a Dios le importan porque tu primer título es ser hijo de Dios.”

La Banda de la Policía compartió melodías de música sacra a sus compañeros y a los presentes en la actividad.

 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.