Ministración

Tema

La vida y el ministerio de Jesús ejemplifican los dos grandes mandamientos: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y ​​con toda tu mente" y "Amarás a tu prójimo como a ti mismo" (Mateo 22:37, 39).

Para ayudar a los Santos de los Últimos Días a responder al mandato divino de cuidar y servir a los demás, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días enseña un enfoque personalizado para cuidar de las necesidades temporales y espirituales de los miembros. Se centra en la flexibilidad de las necesidades y circunstancias de las personas en todo el mundo, junto con entrevistas trimestrales cara a cara entre el liderazgo y los miembros, acerca de las necesidades personales y familiares.

La ministración es supervisada conjuntamente por las presidencias del Cuórum de Élderes de la congregación local (hombres adultos) y la Sociedad de Socorro (mujeres adultas). A cada familia en una congregación se les asignan hermanos ministradores para que cuiden de la familia o las personas que viven allí. Cada hermana adulta de la Sociedad de Socorro de la Iglesia tiene hermanas que ministran para cuidarlas. Las mujeres jóvenes de entre 14 y 18 años ayudan a las mujeres mayores en estos esfuerzos de ministrar, tal como lo hacen los hombres jóvenes de la misma edad con los hombres mayores.

Visite ministering.lds.org para más información.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.